Torturamos, pero poco.

torturaTe desnudan, te atan a una tabla o te cuelgan con los pies en alto y te sumergen la cabeza en agua durante varios minutos hasta que estás apunto de ahogarte, así varias veces seguidas. También existe la versión seca, colocando una bolsa de plástico en tu cabeza hasta que te quedas sin oxigeno. La sensación de ahogamiento produce una situación de ansiedad máxima que puede desembocar fácilmente en fallos cardíacos.

Para el Presidente del país más poderoso del mundo esto no es tortura sino una técnica de “interrogatorio intenso” y que es necesaria para obtener información para proteger a sus ciudadanos de la amenaza terrorista.

De verdad que no se quien me aterroriza más.

Un comentario sobre “Torturamos, pero poco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s