Tranquilos, no me rindo

Hace un mes que no escribo en el blog, de verdad que lo siento. No sólo es falta de tiempo y exceso de trabajo, que también. No quiero tomarme el blog como una obligación, y me he prometido a mi mismo escribir sólo cuando y lo que me apetezca.

Pero tranquilidad, no me rindo, ni voy a dejar de bloguear, ni mucho menos. Sólo quiero estar a gusto con lo que blogueo y cuando blogueo, sin más.

Ah! Muchas gracias por los ánimos y por vuestro interés.

Enseguida nos vemos. 

4 comentarios sobre “Tranquilos, no me rindo

  1. Pues más que nada que una vida no es suficiente para todo lo que uno quiere hacer, pero también un poco de agotamiento mental ha habido.

    Pero bueno, nada que no se resuelva con el paso de unos días y la vuelta a la normalidad tras el fin del ejercicio y todas esas cosas…

  2. Uffff… pensaba que ya te habíamos perdido para la blogosfera. Qué alivio ver que únicamente eran unas vacaciones “mentales”.

    Aunque entiendo perfectamente las razones de tu momentánea tregua (yo mismo me he hecho a mí mismo esa misma promesa: sólo bloguear cuando realmente te apetece y piensas que tienes algo interesante que contar), sería una verdadera lástima no contar con tus habituales y agudas reflexiones sobre la actualidad.

    Lo dicho: re-bienvenido, y ánimo.

  3. Yo solo te presiono un poquillo porque nos encanta leerte, tenemos sed de ti, y prometo que no tiene ningun tipo de connotación sexual.
    Hasta todo lo pronto que se pueda!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s