A la cárcel

medium_seguridad.jpgHace ya un tiempo comentábamos aquí lo importante que era comprometerse con la seguridad de las personas que trabajan en la construcción.

Los motivos son numerosos y muy evidentes: las personas son lo más importante y no se puede arriesgar su vida para aumentar los beneficios; la seguridad redunda en la calidad del producto y en consecuencia también en los resultados empresariales; la seguridad es parte de la responsabilidad social de cualquier empresa que se precie… en fin, hay razones para todos los gustos, pero para los que no se dejan convencer tan fácilmente tenemos el argumento definitivo: Los responsables de una obra, presos por la muerte de dos albañiles

En cuanto esto se generalice empezaremos a ver descender los índices de siniestralidad de manera sorprendente.

(La foto es de Richard Johnson Hurtado

Anuncios

12 comentarios sobre “A la cárcel

  1. Hay que concienciar no solo a lo responsables de la construccion sino ademas a los propios obreros. A veces son ellos mismos los que no quieren ponerse el casco o las botas de seguridad, porque dicen que no trabajan con la misma comodidad, y no se dan cuenta que es unicamente por su bien.

  2. Yo también estoy convencido de que es importante que la justicia actúe para que la seguridad laboral sea una realidad. De hecho, muchas cosas que se han saltado los constructores a la torera siempre, lo han hecho porque luego se han sentido totalmente seguros ya que a ellos no les iba a salpicar nada.

    Por otra parte, lo que dice Amatxu de Miribilla es real, cualquier persona que haya trabajado en la obra, o que vea a los obreros, se da cuenta de que ellos en gran medida pasan mucho de todas las normas de seguridad. Entiendo que es responsabilidad del empresario el asegurar que se cumple toda la normativa pero al obrero también le queda el sentido común y lo que pueda valorar su propia vida. Es difícil estar día tras día detrás de los obreros a ver si cumplen todo bien. Se les supervisa, si se hacen las cosas bien claro, pero muchas veces en cuanto sale por la puerta el que ha ido a comprobar que todo va bien se vuelven a quitar el casco y todo aquello que les molesta…

  3. Es cierto que el trabajador tiene que ser el primero en velar por su propia seguridad, pero los trabajos a destajo, la falta de formación y de concienciación y la desidia de los responsables no ayudan en nada

  4. Tampoco ayuda la posición de inferioridad en la “negociación” de sus condiciones de seguridad y salud que cualquier trabajador sufre respecto a los responsables (o irresponsables) de su empresa. No me parece comparable el ejemplo del casco de la moto, porque a muchos de los trabajadores que soliciten mayores medidas de seguridad en su puesto de trabajo sus jefes podrían entender que su exigencia es un exceso de celo que va contra la rentabilidad de la empresa y podrían tomar represalias contra él o llegar incluso al despido.

    Ya sé que esta posición de los responsables (mejor, irresponsables) de las empresas es impresentable y no debería ocurrir, porque lo primero debería ser la seguridad, pero lamentablemente esto ocurre con mucha frecuencia. Si en un puesto de trabajo un operario protesta por no reunir los requisitos de seguridad, en demasiadas ocasiones se le acusa de “tiquismiquis” y de ir contra los intereses de la empresa.

    Así que no es tan sencillo como concienciar a todos los trabajadores de que su seguridad es lo primero, creo yo.

  5. Estoy convencido que la situación que retratáis Pablo y Fernando se da, pero la que explican la Amatxu de Miribilla y Oskar no lo es menos.

    Yo tengo un conocido promotor que se queja amargamente de que no consigue que los obreros sigan las recomendaciones de seguridad. Tienen los medios, saben usarlos, pero pasan. ¿Qué puede hacer el empresario cuando los obreros voluntariamente se niegan a adoptar las medidas de seguridad? Si se matan sin casco la culpa será suya.

    El otro día leía una entrevista a un empresario del sector que pedía a los sindicatos que ayudasen a concienciar a sus miembros para hacer efectivas las medidas disponibles. Me parece una petición totalmente lógica y razonable.

  6. Jaizki, ese amigo tuyo promotor, cuando los obreros no hacen caso de las indicaciones del arquitecto o del aparejador en cuanto a cualquier otro tema de su obra, ¿qué hace?. Es decir, si los albañiles le hacen un tabique por donde les parece más cómodo en lugar de por donde lo tienen que hacer se queda de brazos cruzados porque no puede hacer nada, verdad?

    Seguro que no, seguro que lo que hace es obligarles a rehacer el trabajo mal hecho, no pagarles, echarles de la obra si el caso es grave… ¿por qué no hace lo mismo con quienes incumplen sus instrucciones en materia de seguridad?

    Lo de que son los trabajadores los culpables de no usar las medidas de seguridad es la gran excusa (desgraciadamente muy asumida socialmente) que permite a los promotores y constructores desentenderse del tema con tanta facilidad

  7. Entiendo tu argumento Pablo, pero no me parece realista.

    Un empresario no puede dejar de pagar al empleado, ni obligar a un empelado a rehacer un muro poniéndose el casco, lo que nos deja la posibilidad del despido. ¿Está contemplada como causa de despido justificado el que un empleado no utilice las medidas de seguridad? ¿Crees que un juzgado lo aprovaría? ¿Crees que los sindicatos lo aceptarían? ¿Qué pruebas se le exigirían al empresario?

    Lo de que los empresarios son culpables de todo, y los empleados pobre gente que hace las cosas mal por ignorancia y falta de formación, es una visión que no comparto en absoluto.

  8. Yo tampoco creo en la imagen del malvado empresario preocupado únicamente de oprimir al trabajador, pero en la construcción hay mucho desalmado; se trata de un sector muy poco profesionalizado en el que se trabaja casi en su totalidad con subcontratas y con autónomos.

    En una obra, si a la empresa constructora no le va bien cómo trabaja la cuadrilla de caravisteros que ha contratado (no con contratos laborales, sino con contrato entre empresas), les rescinde el contrato y punto. Es como cualquier empresa que contrata un servicio a otra, si no te gusta como te lo presta, buscas a otra empresa y arreglado.

    Si la seguridad estuviese en el mismo nivel de preocupación que los costes o los plazos de ejecución, te aseguro que sería bien diferente.

    Nuestra experiencia es que en el momento en el que hemos empezado ha ponernos absolutamente intransigentes con esta cuestión, las constructoras entran en la dinámica, y dejan de contratar a las cuadrillas más problemáticas, a las empresas más informales, te cambian a los jefes de obra más despreocupados, etc, etc.

  9. Es evidente que conoces el sector mucho mejor que yo, así que si la mayoría son subcontratas y autónomos, supongo que no habrá problema para hacer lo que dices.

    De todas formas, siendo la solución tan fácil, me cuesta entender que los empresarios y los responsables de obra se arriesguen.

  10. Jaizki, se arriesguen ¿a qué? Hasta este caso objeto del post, todo queda resuelto con una indemnización o una sanción administrativa, bastante más barata que lo que cuesta la seguridad…

  11. Hola, la responsabilidad de la utilización de medidas de seguridad en españa y según ley recae sobre, empresa, trabajador y sindicatos.

    El empresario debe poner los medios que según ley sean necesarios, y además tiene la obligación de que se utilicen, en caso de que un trabajador no lo utilice, puede ser despedido, y nunca podrá ser considerado su despido como improcedente.

    El trabajador tiene la obligación legal de utilizarlo, en caso de que el empresario no le proporcione el material, debe denunciar. Si no se atreve debe comunicarlo a su representante sindical(que no puede ser despedido según ley), para que este de la cara por él, manteniendo en todo caso el representante el anonimato del trabajador.

    Sindicatos, los representantes sindicales de la empresa tienen la obligación de denunciar a la administración cualquier irregularidad de la empresa en esta materia, y tienen la obligación legal de comunicar al empresario la falta grave que supone que un trabajador se niegue a utilizar las medidas.

    En caso de accidente en el que el empresario ponga los medios pero el trabajador no los utilice y el representante sindical no notifique esta falta, la responsabilidad legal recae, en el trabajador y en el sindicalista.

    todo esto es para empresas en la que los trabajadores tengan derecho a representantes sindicales.

    En empresas sin representantes sindicales la responsabilidad recae sobre el trabajador o el empresario según quién haya violado las medidas de seguridad

    saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s