Así comenzamos un proyecto.

chillida

La forma de trabajar que tenemos en K2K Emocionando es bien distinta de cualquier otra consultora desde el primer minuto de nuestra relación con los posibles clientes.

Os cuento cual es nuestra operativa habitual y de paso vamos compartiendo desde el principio nuestra actuación en un proyecto.

Normalmente es el Gerente, el dueño, el presidente de la junta rectora, en definitiva, alguien que representa a la propiedad de la empresa quien se pone en contacto con nosotros. El contacto suele venir producto del conocimiento de las experiencias empresariales de Koldo, de la lectura de su último libro, o por medio de alguna persona involucrada en algúno de los proyectos que ya estamos llevando a cabo.

Afortunadamente nos llegan más peticiones de colaboración de las que podemos atender así que lo primero que hacemos es compartir en el equipo a cuales vamos a dar prioridad, en función de nuestras posibilidades de hacer frente al posible encargo.

Si vemos que el proyecto nos interesa, se mantiene una primera reunión con la propiedad de la empresa en la que Koldo escucha las necesidades que nos plantean y a su vez explica cuales son nuestras “condiciones”. Yo he tenido la ocasión de participar con Koldo en dos de estas reuniones iniciales y para mi lo más importante de lo que le planteamos a la propiedad para involucrarnos en el proyecto es:

  • Total y absoluta transparencia en la información de todo tipo (incluída económica) que sobre el proyecto se debe trasladar a todas las personas de la organización.
  • Comportamiento absolútamente ético en toda la actividad de la organización, tanto a nivel económico financiero, como laboral, medioambiental, de seguridad, etc.
  • Asunción de la dirección ejecutiva del proyecto con plenos poderes por nuestra parte.
  • Reparto entre todas las personas del proyecto de una parte significativa (25-30%) de los resultados generados.
  • Contrato con nosotros durante 2-3 años con posibilidad de rescisión por ambas partes en cualquier momento.

En más de una ocasión, el interés por parte del posible cliente ha finalizado tras esta reunión porque hay quien no está dispuesto a comprometerse con estos principios tan elementales que para nosotros son absolutamente inexcusables.

Nuestros honorarios profesionales consisten siempre en un fijo bastante moderado que depende de la dedicación que requiera el proyecto por nuestra parte y un variable, un porcentaje de los resultados que se consigan a partir de nuestra incorporación al proyecto. La idea es que nuestros honorarios no pueden quedar al margen del éxito o fracaso de nuestra actuación y queremos mostrar nuestra completa implicación vinculándolos directamente al resultado que seamos capaces de obtener.

No siempre ejercemos directamente la Coordinación, la Dirección del proyecto. En ocasiones es una persona de la propia organización elegida por nosotros y con nuestro asesoramiento y acompañamiento. Esto depende del tamaño de la organización, de las posibilidades de promocionar a alguna persona de dentro, etc. En caso dehacernos cargo personalmente de la Coordinación, puede ser por un periodo entre 6 meses y 2-3 años, en función también de la evolución de la propia organización.

En todo caso, nuestra participación es siempre temporal y tiene clara vocación de finalizar cuando la nueva organización este consolidada de manera que pueda tomar su propio camino.

Hasta aquí ya hemos visto unas cuantas diferencias sustanciales de nuestra actuación con respecto a una consultora tradicional, pero una vez que la propiedad de la empresa ha dado su visto bueno a nuestra contratación, nosotros exigimos un último y, para todos nuestros clientes, sorprendente requisito: hacer una asamblea con todas las personas de la organización y someter a votación nuestra presencia en el proyecto.

Vivir, aceptar, participar en el cambio de cultura que nosotros promovemos en las organizaciones no es un camino de rosas y nos parece imposible de llevar a cabo si las personas, todas las personas que van a ser las protagonistas de la historia no están involucradas voluntariamente, si no se comprometen personalmente con ello.

Esta Asamblea puede durar dos o tres horas y en ella Koldo va desgranando las ideas básicas de nuestra manera de entender la empresa, las relaciones entre las personas que la forman, la organización, etc.

No se habla de aspectos concretos sino de ideas. Nosotros no analizamos la empresa antes de comprometernos y no tenemos soluciones estandarizadas, recetas mágicas aplicables en todas partes; lo que tenemos son principios, ideas, valores que aplicados a cada situación de una manera particular hemos comprobado que obtienen resultados extraordinarios, y por eso en esta asamblea hablamos de confianza, de futuro, de responsabilidad, del bien común y no de ombligos, de personas y no operarios, de innovación, de trabajo en equipo…

También se ponen encima de la mesa algunos elementos concretos que suelen ser “sensibles” como la eliminación de las horas extra pagadas, la supresión de los puestos de dirección, encargados, mandos intermedios, etc, la eliminación de las máquinas de fichar, la sustitución del criterio de jerarquía por el de equipo autogestionado, etc.

Con todo esto, al finalizar todas las preguntas que cualquiera haya querido plantear, se celebra una votación secreta y con la participación de todo el mundo. Tras el resultado, y en función de este, anunciamos nuestra incorporación o no al proyecto.

Yo sólo he participado en una de estas asambleas, en la que se celebró en diciembre en la planta de Itziar de Nicolás Correa, que ha sido un caso un poco especial. En anteriores asambleas de este tipo los resultados de las votaciones habían estado por encima del 85% de votos favorable, con la mayoría entre el 95 y el 100% de acuerdo.

En Itziar no se alcanzó por poco este resultado y allí mismo decidimos que no había respaldo suficiente para hacernos cargo del proyecto. Fue un momento crítico ya que la mayoría favorable era muy amplia, pero no suficiente a nuestro juicio. Se acordó tomar una semana para despejar dudas, hacer visitas con las personas que lo deseasen a proyectos ya en marcha, reuniones aclaratorias, etc y una última asamblea, ya sin nuestra presencia, en la que tomar la decisión definitiva. El respaldo en esta ocasión superó el 95% de las personas, motivo por el cual hoy mismo hemos dado inicio al Proyecto Itziar.

Esta es poco más o menos mi visión de nuestra forma de actuar al inicio de los proyectos en los que participamos. Espero que os haya resultado más sugerente que pesado. En próximos post os iré contando qué hacemos a partir de este momento.

(La foto es de mi buen amigo gallas)

About these ads

11 Respuestas a “Así comenzamos un proyecto.

  1. Supongo que el paso obligado por la asamblea es un momento crítico para la decisión. La duda que siempre me entra es la función que desempeña esa asamblea inicial. Porque desde fuera más parece una escenificación para conseguir refrendo emocional que otra cosa. Y o que no sé es hasta qué punto depende del clima que se cree allí. El sistema de votación simplifica: sí o no. Y en cada sí y en cada no puede haber muchos matices.
    Desde luego que comenzar de esa forma lo que sí asegura es que se conoce a quienes van a participar en el proyecto: están allí delante de todos, pueden hacerse preguntas… pero, ¿es la asamblea el lugar para hacerlas? Supongo que habrá que buscar otros cauces paralelos para responderlas.
    Un detalle por tu parte, Pablo, compartir todo esto. No sabes lo que se agradece que expliques de esta forma el “proceso”. Ánimo y suerte con el primer toro ;-)

  2. Sin duda tenéis mucha autoridad previamente ganada para realizar estos planteamientos antes siquiera de comprometeros con un proyecto. En cualquier caso, chapeau!!
    Una cosilla: entre esos elementos “sensibles” que ponéis encima de la mesa, sugiero que incluyáis el de contar con una cafetería de verdad (no un txiringito), donde cualquiera pueda interactuar con cualquiera.
    Ya lo dice Etxenike: los mejores proyectos y las mejores ideas surgen charlando “informalmente” con qien menos te lo esperas!
    Gracias por este post, de verdad!

  3. Otro que se suma al gradecimiento por haber compartido el proceso de trabajo, la verdad es que tenía mucha curiosidad. Aunque comparto la reflexión de Julen en algunos aspectos, no le doy tanta importancia al tema de la asamblea desde el momento en que explicas que la relación se puede rescindir cuando cualquiera de las dos partes así lo decidan. Supongo que la asamblea es un punto de partida de un proceso de participación y creación conjunta, por lo que será el propio proceso el que determine y enriquezca el proyecto. Es muy parecido a lo que hacemos las organizaciones sociales: aprobamos un plan de actuación en una asamblea y posteriormente éste fluye y mejora con el desarrollo de lo acordado.
    Me reitero en lo que he dicho en otras ocasiones: espero ansioso los próximos capítulos.

  4. Me gustaría ver la cara de algunos gerentes al plantearles vuestros “requisitos previos” (transparencia, ética, participación en los beneficios…)
    Ojoplático se quedará alguno, supongo…
    Me uno al coro de agradecimientos, Pablo, por compartir este conocimiento y experiencia con tod@s. Milaesker.

  5. Pablo, ¿no os ha llegado ningún cliente tras la lectura de este artículo? Era por pedir la comisión.
    A mí también me ha gustado conocer cómo comenzáis los proyectos, pero tengo más curiosidad por saber cómo los continuáis. Es que el principio se parece mucho a lo que cuenta Koldo en el libro. Sin embargo, supongo que la continuación tiene que depender más de cada empresa. Así que soy todo orejas.
    Eskerrik asko, que vaya todo muy bien y que nos lo cuentes.

  6. Julen, desde mi punto de vista la celebración de esta Asamblea es un elemento esencial de todo nuestro planteamiento; lo que pretendemos es, para empezar, explicar en primera persona a toda la organización las ideas que nos mueven, sin crear falsas espectativas y aclarando las dudas que se plantean, y en segundo lugar tiene el enorme valor de que cada persona debe decidir si se posiciona a favor o en contra del proyecto, así, sin matices, porque no hay matices que valgan ante el cambio: o pa’lante o pa’tras, ya está. Desde luego de lo que no se trata es de una mera escenificación, te lo aseguro, y no es casualidad que nadie más haga algo parecido al entrar a colaborar con una organización, no te parece?
    Deiane, me lo apunto. De todos modos, en uno de los siguientes post os contaré lo que hacemos con los espacios físicos de las organizaciones en las que estamos, que tiene mucho que ver con lo que tu comentas.
    Iñaki, de momento no hemos tenido suerte con tu post, pero todo ayuda ;-)
    A todos gracias por vuestros comentarios y me alegra y motiva saber que os interesa todo esto, así que seguiré contandoos más cosas de nuestra forma de actuar.

  7. La verdad, apasiona ver cómo es posible “otro mundo posible” en las relaciones laborales…
    Siempre he creído que nada se podía cambiar hasta que la banca y la empresa comprendieran la insostenibilidad del modelo actual. Iniciativas como la banca ética o como vuestra labor son esperanza de cambio.
    Zorionak a Koldo, a todo el equipo y sobre todo a mi buen amigo Pablo. Os estaremos vigilando… :)

  8. Todo muy normal, ¿no? :-)
    Impresionante, Pablo. Cualquier día os llamamos de una institución pública. Sería la bomba.

  9. Desde mi punto de vista , que es muy poco en temas empresariales.Diré, que todo este entramado de ideas y procesos me apasionan y que sin conocimientos como anteriormente mencione lo que sí puedo asegurar es que FUNCIONA.No lo digo como amigo de algun gestor ni como conocido , pero si coincidí en una conferencia que dio Koldo en Laudio, me pareció tan interesante que cuando terminó, me prometí ponerme en contacto con él para ampliar alguna idea que me parecía buena (lo cual por motivos profesionales no he realizado,aún.)Pero lo que tengo claro es que esto cada vez se hace más grande y mejor y eso solo se traduce en que FUNCIONA .Zorinak

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s